Un agente inmobiliario acude a una casa que le han mandado para intentar venderla, dada la casualidad que al llegar a la casa, se encuentra con su prima, la pornstar Jessa Rhodes.

Tras un largo rato hablando, a Jessa Rhodes le ha entrado el calentón, y quien mejor para follarse que a su primo. Como bien dice el refrán cuanto mas primos mas te la arrimo. La pornstar deja ver sus hermosas y perfectas tetas (con esos pezones rosados) y comienza a masturbarse delante de su familiar. Muy mojada y caliente, se acerca a la bragueta de su primo, le baja los pantalones y comienza a chuparle su dura polla.

Ahora le toca disfrutar a ella, es el turno de que su primo le coma el coño. Por lo visto no lo hace nada mal, podemos ver como goza Jessa Rhodes, incluso llega al orgasmo. Calientes como conejos, es hora de meter la polla en caliente que ya esta bien de preliminares. Ella encima, mamadas de por medio, el arriba, pero lo mejor de lo mejor es como la empotra a cuatro patas encima del sofá, mientras Jessa Rhodes goza como una perra mirando a la cámara y sus tetas colgando. Esas mismas tetas son las encargadas de recibir toda la corrida que tiene su primo. ¡Menudo corridón!.

Categoría: Pornstars