Ponte en situación, eres taxista y recoges a una madura tetona de buen ver, ella una vez se sube a tu taxi se quita la chaqueta y deja entrever que tiene unas enormes tetas operadas. Durante el trayecto la morena tetona no para de darte palique y parece muy simpática, ¿tu que harías?, ¿tendrías cojones a insinuarle en una indirecta que te la quieres follar?.

Pues el taxista del siguiente vídeo porno amateur no duda en ofrecerle una cantidad de dinero por poder tocar esas enormes tetas y follarla duro, la sorpresa es que la muy cerda acepta, momento en el que el taxista no duda en buscar un sitio a las afueras de la ciudad para parar el taxi y subirse en la parte trasera del mismo y comenzar a jugar.

Unos cuantos besos en la boca para calentarse y no tarda en bajarse los pantalones para que la muy puta comience a comerle la polla. Con medias de rejilla y su cara de zorra le hace una brutal mamada, haciendo mucho hincapié en su ojete, que se lo come durante un largo rato. Llego la hora, la hora de empotrarla duro contra el coche a cuatro patas hasta correrse en su delicioso coño.

Categoría: Maduras